jueves, 13 de julio de 2017

Entrevista al novillero José Rojo


1- Siendo tan joven ya arrastra una amplísima legión de partidarios, ¿pesa tal responsabilidad?
La responsabilidad es conmigo mismo,  con la profesión que elegido y con mis sueños.  Mis partidarios no son ningún peso, son un estímulo más para no dar un paso atrás.

2- En sus actuaciones destaca siempre su rostro serio y su nulo interés en vender nada de cara a la galería, ¿el respeto a uno mismo está por encima del triunfo fácil?
Respecto la única profesión del Siglo XXI en la cual uno se viste sabiendo que va a ver un factor que no vas a controlar tú al 100%, el toro. No estoy aquí para que me jaleen y sacar una sonrisa, estoy aquí para cumplir sueños, y en mis sueños solo caben unos conceptos.

3- ¿Por qué ha dejado de poner banderillas?
Mi apoderado no consideraba que iba con mi concepto. Es un tercio muy difícil y que exige una preparación tan importante como la de muleta, tengo que mejorar mucho con los trastos, es mejor centrarse en otras suertes antes que en las banderillas. Si vas a hacer algo, tienes que ser el mejor.

4- ¿Qué ha aportado en su carrera la llegada como apoderado de Aníbal Ruiz?
Me siento un privilegiado al tener un apoderado como Aníbal a mi lado, es matador de toros, ahí es nada. Me defiende desde el primer día como si de un hijo se tratara, me cuida y me enseña. Me está aportando las ganas de ganar, de ser el mejor, las ganas de arrollar que debe de tener un torero y sobre todo con la exigencia y las palabras claras, nada de la mano por la espadita.

5- ¿Ha pensado dar el salto al escalafón superior?
Hay que darlo, pero lo que yo pienso no vale, aquí vale lo que diga mi apoderado. Yo estoy encantado de que me vayan diciendo fechas.

6- En El Molar se vio una versión más reposada que se reafirmó en Fuensalida, ¿dónde tiene el techo José Rojo?
El techo se verá en unos años si he llegado a cumplir mis sueños, espero no tenerlo y ser una constante evolución a mejor. Quiero torear muy despacio y enganchar los toros, sé que ahora de novillero va a ser muy difícil que eso tenga 'eco', me tengo que preparar para los grandes escenarios. Se que va a a ser duro, pero no puedo defraudarme y tirar por el camino de en medio. También es cierto que el toreo que yo quiero vale en El Molar, Fuensalida y en Madrid.

7- El año pasado triunfó, siendo arrollador, en Plasencia, ¿cómo soportar las primeras “durezas injustas” del toro al quedarte fuera?
Repito, que mi apoderado me de fechas. Si este año no me ha dado la de Plasencia sus motivos tendrá, será defendiendo a José Rojo seguro.

8- ¿Qué supone para usted torear el Memorial Don Pablo Mayoral?
Es una familia ganadera de toda la vida. Para mí es un placer y un privilegio el poder torear esta novillada. Respeto mucho a las personas que han entregado su vida a una pasión, y más si es el toro como en este caso lo hizo Don Pablo Mayoral.

9- Una dura prueba con tres compañeros de la parte alta del escalafón.
Tengo mi novillo, tengo respeto por los tres compañeros como no podía ser de otra manera, pero la prueba debe de ser conmigo mismo. Nada de lo que hagan ellos puede influir en que yo arreé más o menos. Si empiezo a medir mis esfuerzos siendo un novillero sin picadores por lo que hagan mis compañeros, no llegaré ni a la acera de enfrente. 

10- La empresa está realizando una amplia campaña publicitaria, ¿cree que muchas veces no se pone la ilusión necesaria en festejos de promoción de cara a los que empiezan?
Te tengo que ser sincero, no veo RRSS, no estoy por la zona para ver los carteles que se cuelgan en las paredes. Solo te puedo decir que me han enseñado a respetar mi profesión desde unos principios básicos que todos conocemos, y ya es de 10 que esta empresa los cumpla, se que es un gran esfuerzo para ellos. Por ello no puedo dejar nada sin entregar el día 22 ya que ellos no escatiman, yo tampoco. A esta novillada voy sabiendo que es un evento, todas son importantes, pero si es cierto que tiene algo que la va a hacer que entre mucha gente al tendido debido a que la ilusión es básica en todo lo que hacemos en la vida y aquí hay ilusión. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario