viernes, 18 de agosto de 2017

Gómez del Pilar abre la puerta grande de Almorox y Castaño toca pelo


Arrancaba bajo un calor descomunal en la localidad toledana de Almorox, la corrida de toros tradicional con motivos de sus fiestas, para los espadas Javier Castaño, Salvador Cortés y Gómez del Pilar ante un encierro de 'desafío ganadero' donde se pudieron contar con las ganaderías de y de.

Abría la tarda Javier Castaño, ante el toro con más pesaje de la corrida. Un toro de 640kg -pasado de kilos para una plaza portátil-, que parecía transmitir buenas sensaciones en su salida desde los corrales, pero esas sensaciones se vieron reducidas a nada cuando el toro entró al caballo quedando este sin fuerza por el excesivo desgaste en el peto. Lo intentó sin suerte alguna Castaño ante un toro falto de fuerzas, además su actuación se emborronó aún más con la espada, debido a que tuvo que entrar hasta cuatro veces a matar.

Mejor fue el segundo de su lote para él, al que le pudo cortar una oreja. Gran diferencia de peso y de anchuras respecto al primero de su lote pero con mejores condiciones, algo que supo aprovechar Castaño para estirarse con él y matarle a la segunda con una buena estocada.

Salvador Cortés fue el peor de la tarde si entramos en valoración, no tuvo un lote tampoco bueno, se llevó la peor fortuna de todas. Ni con el primero de su lote ni tampoco con el segundo pudo lograr algo de importancia en la tarde de hoy en Almorox, ambos toros con poca movilidad y sin transmisión en la muleta, además de un desacierto total con la espada ya que tuvo que entrar a matar en más de dos ocasiones con cada uno de los astados.

Gómez del Pilar fue la cara de la moneda, sin lugar a dudas, el triunfador de la tarde tras salir por la puerta grande. Una vez más Noé llegó 'arroyador' a la tarde de hoy, con muchas ganas y con una gran predisposición desde el primer momento. En el primero de su lote no pudo tocar pelo debido al fallo con las espadas, pero dejó momentos buenos con la muleta.

El de Cedillo se reservó lo mejor para el final ante un gran toro de Valdefresno que fue premiado con la vuelta al ruedo, tras su buen 'hacer' en la plaza. Noé lo vió y se dió cuenta de que había un gran toro nada más salir el astado de los chiqueros, recibió al de Valdefresno con una larga cambiada desde el suelo y ahí comenzó una nueva faena de ensueño, acariciando y sintiendo los muletazos ante un toro que iba y se movía allá donde iba la muleta. Cerró la faena con las rodillas clavadas en el suelo y mató a la segunda con una gran estocada que le permitió las dos orejas tras una fuerte petición por parte del público y salir así por la puerta grande.

Ficha de la tarde:
Javier Castaño: silencio y oreja
Salvador Cortés: silencio y silencio
Gómez del Pilar: ovación y dos orejas

Otras incidencias: premiado con la vuelta al ruedo el 6º novillo de la ganadería de Valdefresno.





No hay comentarios:

Publicar un comentario