miércoles, 6 de septiembre de 2017

Ángel Sánchez lo único positivo de la segunda de abono en Villaseca


Villaseca de la Sagra acogió en la tarde de hoy una entrada de dos tercios en su segunda novillada de abono del Alfarero de Oro. Se lidiaron novillos de la ganadería La Quinta para los novilleros Ángel Sánchez, Rafael Serna y Pablo Atienza. Lo único positivo de la tarde fue la actitud y entrega del novillero Ángel Sánchez en una tarde donde no se supo torear ni picar a los novillos.

Ángel Sánchez logró cortar la unica oreja de la tarde. Una oreja al primero de su lote en una faena donde no hubo transmisión ninguna con el novillo de La Quinta. Una faena bastante sosa para abrir una nueva tarde de toros en Villaseca de la Sagra, fue una estocada de ley lo que le hizo conseguir el primer trofeo del Alfarero de Oro 2017. Grandísima estocada ejecutada que le serviría para cortar la oreja y llevarse una cornada de dos trayectorias.
A pesar de la cogida sufrida en el primero de su lote, Ángel salió en el cuarto de la tarde dispuesto a darlo a todo. A ser el triunfador de Villaseca 2017 o al menos de la tarde de hoy, la verdad es que el chico demostró sus ganas de ser matador de toros. La lástima fue que estuvo totalmente desafortunado con la espada y se le esfumaron las opciones de triunfo en su segundo tras dejar nuevamente buenos detalles. Hubo petición de oreja para él sin ser concedida, tuvo que conformarse con la vuelta al ruedo pero dejando un gran sabor de boca a los aficionados en la tarde de hoy.

Rafa Serna dejó buenos detalles en el primero de su lote ante un buen novillo de La Quinta por su pitón derecho. Destacables muletazos pero sin fortuna con la espada. Pinchó hasta en tres ocasiones y tuvo que rematar posteriormente con el descabello acertando a la primera.
En el segundo de su lote más de lo mismo, pero con la espada. Volvió a pinchar en numerosas ocasiones y hasta pudo ser alcanzado por el animal cuando este introdujo la espada, destacar la bravura del animal a la hora de morir que aguantó hasta el final.

Pablo Atienza pareció un espectador más en la tarde de hoy, entró  sustituyendo al lesionado Adrien Salenc, pero sirvió de poco o mejor dicho de nada. En el primero de su lote no pudo lograr nada en su faena, ni novillo ni novillero estuvieron a la altura, además de su fallo con las espadas.
Y en el segundo de su lote se dejó a un gran novillo de La Quinta -posiblemente uno de los mejores de la tarde de hoy- sin torear. No se entendió o no quiso entenderse ante el novillo y fue una verdadera pena para los aficionados, de ahí los silbidos que se empezaron escuchar desde la grada hacía el novillero, que no consiguió enlazar ni dos buenos muletazos de seguido.

Ficha de la tarde:
Ángel Sánchez: oreja y vuelta con ovación
Rafa Serna Lirola​: silencio y silencio
Pablo Atienza​: silencio y división

No hay comentarios:

Publicar un comentario